10/09/2017

William Magwood: “Hay que considerar la energía nuclear para tener una matriz diversificada”

Por Carlos Manzoni

Publicado originalmente en La Nación, el 10/09/2017

El director de la Agencia de Energía Nuclear habló sobre las posibilidades de desarrollo de la Argentina y las inversiones que pueden llegar en el sector.

Desde el 1° del actual, la Argentina es miembro pleno de la Agencia de Energía Nuclear (NEA, según sus siglas en inglés). Su director, William Magwood, estuvo en el país, se reunió con el ministro de Energía, Juan José Aranguren, y dio su visión sobre lo que puede significar ser “miembro de ese club”, cuánto puede ayudar para atraer inversiones en el sector y cuál es la solución para el déficit energético. “Hay que considerar la energía nuclear para tener una matriz energética diversificada”, afirmó el especialista.

Asimismo, respecto de las críticas que recibe la energía nuclear (sobre todo después del desastre de Fukushima, en Japón, en marzo de 2011), Magwood opina que es una fuente muy segura. No puede decir que sea la más económica, porque eso depende de cómo esté el precio del resto de los combustibles en cada país, pero insiste en que debe ser tenida en cuenta en cualquier plan energético serio.

-¿Qué significa para la Argentina incorporarse a la NEA?

-La Agencia de Energía Nuclear es un grupo de 33 países, que son los que tienen los más altos estándares en lo que a desarrollo de tecnologías nucleares, seguridad y regulación se refiere. La Argentina, lo que va a hacer es formar parte de las discusiones y conversaciones que se llevan a cabo en este grupo de trabajo en los debates de desarrollo científico, seguridad y regulación.

-¿Qué se valoró para incorporar a la Argentina a esa agencia?

-La base es que sea un beneficio mutuo, tanto para la Argentina como para la NEA. La idea es que haya científicos argentinos en las reuniones que se llevan a cabo en los distintos grupos de trabajo para brindar aportes y recibir feedback de lo que sucede en otros países. En el caso de la Argentina en particular, lo que va a hacer es poder contribuir con aportes respecto de un tipo de tecnología en reactores nucleares que no utiliza la mayoría de los países. Por otro lado, va a recibir conocimientos de la manera en que otros países desarrollan capacidades en lo que es la cultura de seguridad.

-¿Qué beneficios económicos puede traer?

-Fundamentalmente, que la Argentina pueda ver lo que ocurre en el resto del mundo y qué es lo que necesita el resto del mundo. Por ejemplo, muchos países están en la necesidad de recibir radioisótopos para el tratamiento del cáncer y la Argentina va a poder aportar al respecto. Esto por supuesto es muy importante para la Argentina, dado que es un proveedor de reactores de investigación y de radioisótopos a nivel mundial. Otra de las cosas que va a beneficiar a la Argentina es que va a poder acceder a un montón de información que ya ha sido desarrollada por otros países.

-¿Qué proyectos se pueden desarrollar en la Argentina?

-Una de las cosas en las que tenemos particular interés es en los reactores de agua pesada que hay en la Argentina. Tengo un interés particular respecto de lo que es la ciencia que está detrás de estos reactores, al igual que la interacción con el medio ambiente. Esta es una discusión en particular que me interesa tener en el grupo de trabajo para poder adquirir conocimientos sobre como se opera una central de este tipo.

-Desde hace un tiempo se habla de la necesidad de dejar de lado la energía nuclear ¿Qué opina al respecto?

-Cada país tiene que tomar esa decisión por sí mismo. Lo más importante que debe tener en cuenta cada país es de qué manera puede proveer de fuentes confiables de energía. Para mí, lo más adecuado es tener una matriz energética diversificada, entonces es importante que el país tenga todas las opciones, desde renovables, nuclear y fósiles y ver cuál es la que mejor se adecua a cada uno. Para muchos países la energía nuclear es parte de esa solución, para otros no.

-¿Qué habló con el ministro de Energía, Juan José Aranguren?

-Mucho sobre el balance entre renovables y nuclear. Estuvimos hablando de las posibilidades de comenzar a hacer investigaciones para la utilización de hidrógeno.

-¿Qué responde a los que dicen que la energía nuclear es peligrosa y hay que erradicarla?

-No estoy de acuerdo con quienes dicen esto. Si bien es una energía que es complicada y cara tiene también sus beneficios. Una vez que una central está funcionando, tiene una fuente de energía confiable, estable y de un costo bastante eficiente en el largo plazo. En muchísimos países del mundo desarrollado, como por ejemplo Estados Unidos, Francia y Corea, han utilizado la energía nuclear por décadas y ha sido muy eficiente para ellos. Por supuesto, sí hemos mirado el accidente de la central de Fukushima [Japón] muy de cerca y la conclusión a la que llegamos es que no hay nada de lo que ocurrió ahí que no supiéramos de antes, pero este fue un accidente muy extremo. Se han hecho desde entonces mejoras para poder hacer frente a este tipo de situaciones extremas.

-¿Puede decir que la energía nuclear es económica y segura?

-Es definitivamente segura, lo que no se puede decir tan terminantemente es si es económica, porque depende de cada situación específica. Por ejemplo, para Estados Unidos es cara porque ellos tienen el precio del gas natural muy bajo. Por eso en este momento es un gran desafío para las centrales nucleares que operan allí. En otros países, en cambio, el resto de las energías es muy caro, por lo que la nuclear pasa a ser más económica. Pero incluso en los países donde el gas es barato es igualmente importante considerar la energía nuclear para tener una matriz energética diversificada.

-¿Cree que pueden llegar inversiones a la Argentina en el sector de la energía nuclear?

-Creo que eso va a suceder. Sé que hay discusiones con China para construir centrales nucleares aquí [la construcción de dos centrales nucleares demandará una inversión de US$ 14.000 millones en diez años, de los cuales 85% provendrá de bancos chinos].

-¿Cuán nocivos son los residuos nucleares y cómo hay que manejarlos?

-Este es un tema que siempre surge cuando se discute la posibilidad de incluir la energía nuclear. Y hay mucha gente que está preocupada porque no existe un mecanismo por el cual se pueda hacer una disposición final definitiva de los desechos nucleares. Pero puedo decir con total confianza que se pueden almacenar los residuos en seco por muchísimas décadas y en el ínterin se va a encontrar la solución para la disposición final de los residuos.

 

 

Publicado en: Actualidad, Opinión
Próximos eventos
<< Dic 2017 >>
LMMJVSD
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
La energía en tiempos de Alfonsín, el nuevo libro de Jorge Lapeña
Consensos energéticos 2015 – La política para salir de la crisis energética
Energía – Economía y Políticas
Reciba contenidos del IAE en su correo electrónico
Videos destacados
AEVII | Política Nacional de Eficiencia Energética – Breve resumen de las tres últimas décadas [1980-2010]
AEVII | Potencial y desarrollo hidroeléctrico argentino