04/11/2017

Entrevista a Jorge Lapeña: “Hay que volver a una política como la del Plan Houston”

Por Ernesto Nimcowicz

Publicado originalmente en El Economista, el 03/11/2017

El Economista entrevistó a Jorge Lapeña, exsecretario de Energía durante el gobierno de Raúl Alfonsín actualmente es presidente del Instituto Argentino de la Energía (IAE) General Mosconi  para conocer su opinión con respecto al problema estructural que enfrenta Argentina en materia de y cómo deberían enfrentarse a las caídas de la producción. En su  visión el descubrimiento de  los yacimientos no convencionales de Vaca Muerta no han sido acompañado por una estrategia adecuada para la exploración convencional, sobre todo en la exploración marítima, conocida como off shore, que se implementó a partir del Plan Houston, realizado justamente durante el gobierno de Alfonsín. Y que tuvo como hecho protagónico los descubrimientos de la petrolera Total en Tierra del Fuego. 

En el último informe del IAE se registró que siguen las fuertes caídas en la producción de petróleo y gas a pesar de  la catarata de nuevos anuncios de inversión en Vaca Muerta, sobre todo desde los acuerdos de competitividad,  y de los intentos  del Gobierno por reencauzar la situación. ¿Cómo lo explica?

Argentina tiene en el sector de hidrocarburos un problema de tipo estructural. Hace 25 años aproximadamente que el país ha abandonado la idea de la inversión  exploratoria como base esencial de cualquier política de hidrocarburos. Es decir, si no hay incorporación de nuevos yacimientos que reemplacen a los yacimientos viejos, fatalmente la producción total tiende a declinar por un lado y los costos tienden a aumentar porque baja la productividad de los pozos.  Argentina, si uno analiza la performance de este siglo, se ve que se produce una espectacular caída de las reservas comprobadas de petróleo y de gas natural. Es decir, las reservas que están probadas y que sustentan la producción.

En la década del  `90 Argentina hasta exportaba. ¿Era completamente otro contexto?

Sí exactamente. Si uno analiza  el inventario de reservas del país que  es la magnitud más importante, dentro del funcionamiento de la energía, se observa que las reservas comprobadas de gas se han reducido al 40%. Es decir han bajado 60% con respecto a los casi 700.000 millones de m3 que la Argentina tenía a inicios de siglo.  Eso indica claramente que no se ha explorado y por lo tanto no se han descubierto nuevos yacimientos. También se redujeron las reservas de petróleo. Este es un fenómeno permanente en los casi diecisiete años de lo que va del siglo. Y como resultado de ello, la producción de petróleo viene bajando en forma ininterrumpida desde el año 1998 hasta ahora. Es decir, estamos hablando de veinte años de caída ininterrumpida en la producción petrolera. Particularmente en el último año, y tal como lo muestra el informe de tendencias energéticas que realiza el Instituto de la Energía, General Mosconi en el último año el ritmo de caída se   ha acelerado con respecto a años anteriores. Y se ubica casi en 7% anual.

¿Y en el caso del gas natural?

Y en el caso del gas natural, donde las reservas han caído tanto  como mencionaba, la producción gasífera se contrajo hasta 2014 (desde 2005 en adelante). Es decir fueron once años de caída.  Y   durante 2015 y 2016 hubo una recuperación que entusiasmó a muchos pero que tendió a frenarse en el último año. Según nuestro último informe de tendencias, publicado en octubre pasado, el ritmo de crecimiento es de apenas el 0,6%. Este incremento es menor que el de la demanda de gas natural que está en el orden 0,9%. Esto hizo que las importaciones de gas natural continúen aumentando. Durante el último año crecieron  7% anual y constituye una preocupante señal ya que próximos meses van a ser decisivos.

¿Con respecto al gas, el mejor ritmo de producción que usted menciona tuvo que ver con los proyectos del tight gas en Vaca Muerta? 

En 2015 y 2016 hubo crecimiento positivo, que muchos miraron como un elemento sumamente alentador  y promisorio. Ahora este crecimiento estuvo basado en un mayor aporte del gas no convencional (el tight gas  y el shale gas) de la cuenca neuquina. Ahora este incremento de la producción fue posible por los fuertes subsidios que recibieron las empresas para realizar esas inversiones. Y estos subsidios, han sido crecientes dentro del Presupuesto Nacional en lo que se conoce como Plan Gas. Además, desde el último año se puede constatar que se ha frenado el ritmo de crecimiento de la producción local.

¿Y cómo debería encarar una estrategia exitosa para volver a recuperar exploración y producción de hidrocarburos?

A mi modo de ver la que se  viene aplicando en Argentina al menos en los últimos quince años, consistió en no explorar las áreas en búsqueda de nuevos yacimientos de hidrocarburos convencionales y basar todas las expectativas en los yacimientos no convencionales como el de Vaca Muerta. Hay un error estratégico de Argentina que nos lleva a esta situación. En cambio, habría que implementar una política que contemple, además de la actividad no convencional, un vigoroso proceso de inversión en la exploración de yacimientos convencionales tanto en el mar como en el continente.

¿Y para que haya una  política más agresiva en el of shore específicamente que está faltando?

Falta una política gubernamental. La última se realizó bajo la gestión del presidente Raúl Alfonsín,  en la década del `80, y fue el Plan Houston. La misma convocó a empresas de primer nivel internacional a explorar en cuencas sedimentarias no exploradas o débilmente exploradas, con el objetivo de invertir a riesgo y buscar nuevos yacimientos para resolver el problema de las reservas que ya existía. Gracias a ese plan se firmaron setenta contratos, y luego se discontinuó en la década del `90. Y no se hizo absolutamente nada en este siglo. A pesar de que la creación de la empresa Enarsa, durante el gobierno de Néstor Kirchner tenía como objetivo explorar el mar argentino a través del offshore. Gracias al Plan Houston, la petrolera Total protagonizó el descubrimiento histórico del yacimiento Hidra, en la cuenca Austral frente a Tierra del Fuego.

 

Etiquetado con:

Publicado en: Actualidad, Opinión
Próximos eventos
<< Nov 2017 >>
LMMJVSD
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3
La energía en tiempos de Alfonsín, el nuevo libro de Jorge Lapeña
Consensos energéticos 2015 – La política para salir de la crisis energética
Energía – Economía y Políticas
Reciba contenidos del IAE en su correo electrónico
Videos destacados
AEVII | Política Nacional de Eficiencia Energética – Breve resumen de las tres últimas décadas [1980-2010]
AEVII | Potencial y desarrollo hidroeléctrico argentino