Opinióm

El rumbo energético argentino

 EL RUMBO ENERGÉTICO ARGENTINO

 

Jorge Lapeña

 10 de Julio de 2019

 

1.- IMPORTANTES ANUNCIOS OFICIALES

 

El 30 de junio se produjo una espectacular declaración del Presidente Mauricio Macri dicha “Urbi el Orbi”. Desde Osaka, Japón en la cumbre del G20 dijo: ” Hoy la Argentina tiene un potencial enorme de producción de energía y tenemos el objetivo de ser productores mundiales”; y sostuvo “que crecer con equilibrio con el medio ambiente es un desafío fundamental del siglo 21″

La crónica del Diario Clarín dice: el presidente subrayó que “el yacimiento de vaca Muerta es el mejor ejemplo del horizonte de posibilidades que se abren para el país; se trata de la segunda reserva mundial de Shale gas y la cuarta de shale oil no convencional”. Y además señaló que la producción se está incrementando a un ritmo tal que en tres años nos llevará a ser exportadores netos de gas y en cuatro o cinco años a exportar más de medio millón de barriles de crudo por año. 

El primer comentario que señalo es que el Presidente ha hecho suyos los pronósticos de producción -al menos en lo que a petróleo se refiere- de su anterior Secretario de Energía Javier Iguacel; y además ha confirmado el destino exportador de gas natural de la Argentina en tres años.

En un plano un poco más técnico y menos político debe señalarse que llama la atención que el Presidente insista en un concepto que no es del todo correcto, y que mal aplicado podría llevar a proyecciones económicas infundadas. Me refiero a la caracterización de los “recursos” no convencionales de petróleo y gas de Vaca Muerta y otros yacimientos como “reservas”; afirmando que Argentina posee la segunda reserva mundial de gas y la cuarta de petróleo del mundo. En este punto creo importante señalar que poseer “recursos”, cuya factibilidad en incierta, implica poseer una riqueza solo potencial en vez de una riqueza real como sería la de poseer “reservas” y particularmente “reservas comprobadas” cosa que no ocurre en este caso.

En este contexto llama la atención que la actual Secretaría de Energía, que me consta que conoce bien la diferencia entre “reservas” y “recursos” no haya podido corregir el concepto sobre todo cuando se expone en un foro de tamaña importancia mundial.

 

2.- DATOS ALENTADORES, PERO TAMBIÉN GRANDES INCÓGNITAS

 

Hechas estas salvedades me voy a focalizar en algunos aspectos técnicos vinculados a nuestras oportunidades saltos cuantitativos en nuestra producción, pero también a nuestros grandes desafíos.

El Informe de Tendencias Energéticas del IAE Mosconi publicado en junio de 2019 con datos de Mayo pp. contiene un conjunto de información que permite inferir ritmos productivos de mediano y largo plazo.

La producción de crudo se incrementó el último año móvil con una tasa de 3,2% respecto del año anterior. Dentro de ese total, el shale oil (17% del total) se incrementó el 52% en el año;   pero la producción de crudo convencional (83%  del total) sigue cayendo  y lo hizo con un ritmo del 2,8% en el último año. 

En lo que hace a la producción de gas natural se incrementó en el último año en un 5,75%. Sin embargo una mirada un poco más profunda indica que en este caso se confrontan al igual que en el petróleo dos tendencias contrapuestas. Por un lado una peligrosa declinación de la producción en todas las cuencas convencionales (que representa el 61% de la producción total) que alcanza al 8,7 % anual. Por otro lado el “gas no convencional” ( 39 % del total) crece con una tasa del 40 % en el último año pero con fuertes subsidios del Tesoro que en el corriente año ascendieron a los 8000 millones de pesos que están en ascenso respecto al año anterior. Estos subsidios caducan en 2021 y el gobierno anunció oficialmente que no serán prorrogados.

En resumen las cifras de producción que son reales y actualizadas muestran que existen dos tendencias productivas de sentido inverso: 1) por un lado la caída crónica de la producción convencional de petróleo y gas (esto significa la producción de todas las cuencas argentinas y las que mayor mano de obra utilizan); y 2) por otro el aumento de la producción no convencional de gas y de petróleo de “Vaca Muerta” en la Cuenca neuquina.

Del balance de estos efectos de signo contrario surgen incrementos de producción que por ahora apenas alcanzan a compensar lo que sería el incremento anual de la demanda del mercado argentino.   Veamos las cifras: la producción de petróleo aumentó en el último año un 3,2 %, este valor solo compensa lo que sería el incremento de la demanda interna de gasoil y naftas de un país en crecimiento normal. En cuanto al gas natural el incremento del 5,7% de año pasado apenas compensaría el crecimiento de la demanda anual.

En este punto debemos tener en cuenta que en 2019 Argentina está en fuerte recesión y la demanda interna está disminuyendo (vg. la demanda de gas oil bajó un 4,5 % en el año) lo que puede dar una falsa idea de holgura exportadora que no es tal.

Finalmente un último dato que no quisiera omitir. Para exportar gas natural al mundo es necesario asumir que deberá construirse previamente   una muy costosa infraestructura de transporte, de puertos y de liquefacción de gas que Argentina no posee. Además los costos de producción de gas no convencional no están todavía en el punto de competencia con los precios actuales del mercado mundial.    

 

3.- EL FUTURO DESEABLE Y POSIBLE

 

Argentina necesita un futuro energético mejor que el presente. Para evitar nuevas frustraciones debe evitar cometer los mismos errores que cometió en los últimos lustros que fueron varios. Esos errores no se corregirán con discursos imperfectos. Se corregirán con políticas adecuadas y sobre todo si esas políticas adecuadas son implementadas con idoneidad y sin falsos optimismos a los cuales Argentina es afecta.

Para revertir la caída productiva en gas y en petróleo en las áreas convencionales hay que explorar y descubrir nuevos yacimientos, para ello hay que tener una política pública. El Gobierno ha hecho con la conducción de Gustavo Lopetegui un buen avance con la reciente licitación exploratoria en el mar con resultados alentadores. Pero ahora hay que llevar esa política al resto del territorio nacional y esto es un desafío político y técnico mayúsculo.

Se necesita que el Gobierno deje de considerar a YPF como una empresa mas, YPF es la empresa de bandera que debe cumplimentar objetivos estratégicos del Estado argentino. Lo tiene que hacer sí con eficiencia y con rentabilidad para sus accionistas, pero debe cumplir este objetivo estratégico explícito. Deben corregirse todavía imperfecciones de la mala estatización de 2012 que nos sigue dando dolores de cabeza.

Es importante que la oferta de gas de Bolivia, que es abundante y de costo de producción reducido, no tenga barreras para competir en el mercado argentino, incluso con Vaca Muerta. Nosotros nos beneficiaremos de esto, y estoy seguro que los bolivianos también. Hay que empezar por casa y poner en práctica la apertura que se logró con los acuerdos con la Unión Europea. Bolivia es nuestro abastecedor natural de gas; y seguramente el más competitivo.

 Finalmente Argentina deberá ajustar los números y cifras de sus discursos oficiales a la realidad. Para esto insisto con un argumento: es importante que los grandes jugadores de Vaca Muerta (los más importantes son 5 en total y están liderados por YPF en petróleo y por Tecpetrol en gas) se comprometan con el Gobierno aportando pronósticos de producción realistas de forma de determinar los saldos exportables reales que la Argentina tendrá en los próximos cinco años. Esto eliminará las diferencias entre el discurso político y la realidad posible, y además permitirá formular proyectos de inversión realistas. Será muy bueno para todos.

 

 

Etiquetado con:

Publicado en: País Energético
Tratado de Regulación de la Energía
La energía en tiempos de Alfonsín, el nuevo libro de Jorge Lapeña
Consensos energéticos 2015 – La política para salir de la crisis energética
Energía – Economía y Políticas
Próximos eventos
<< Nov 2019 >>
LMMJVSD
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1
Reciba contenidos del IAE en su correo electrónico
Videos destacados
AEVII | Política Nacional de Eficiencia Energética – Breve resumen de las tres últimas décadas [1980-2010]
AEVII | Potencial y desarrollo hidroeléctrico argentino
Opinión